El receso de verano es un momento ideal para que las Oficinas de Gestión de Proyectos (PMO por sus siglas en inglés) revisen sus procesos y realicen mejoras para aumentar su eficiencia y efectividad. Aquí presentamos algunas recomendaciones clave para las PMO antes de la pausa estival.

Evaluación de madurez:

Antes del receso de verano, es crucial realizar un análisis de madurez de la PMO. Esta evaluación ayuda a identificar las áreas de fortaleza y las oportunidades de mejora en los procesos, herramientas y habilidades del equipo. Una evaluación precisa de la madurez proporciona una base sólida para implementar mejoras y abordar las deficiencias identificadas. Además, permite a la PMO establecer objetivos claros para el futuro y medir el progreso a lo largo del tiempo.

Formación acreditada para profesionales de la PMO

El receso de verano también puede ser un buen momento para que el equipo de la PMO reciba formación y actualización en sus habilidades. El curso de formación  PMO Practitioner acreditado internacionalemente por IPMA y APM, es una excelente opción para mejorar la capacidad y competencia del equipo de PMO. Este curso proporciona una comprensión sólida de las mejores prácticas en la gestión de la PMO, lo que incluye el establecimiento de estándares, el seguimiento de proyectos y la entrega de resultados exitosos. La formación en este curso puede marcar la diferencia en el desempeño general de la PMO y llevarla al siguiente nivel de excelencia.

Implementación de soluciones PPM

Aprovechar el receso de verano para implementar o mejorar soluciones de Project and Portfolio Management (PPM) es una decisión estratégica. Las herramientas de PPM brindan una plataforma integral para planificar, ejecutar y controlar proyectos de manera efectiva. Facilitan la colaboración entre los miembros del equipo, mejoran la visibilidad de los proyectos y proporcionan informes y análisis en tiempo real para una toma de decisiones más informada. La implementación de soluciones PPM ayuda a la PMO a optimizar sus operaciones y alcanzar mejores resultados en sus proyectos.

Resumen

En conclusión, el receso de verano es una oportunidad valiosa para que las PMO realicen evaluaciones de madurez, inviertan en la formación del equipo y consideren la implementación de soluciones PPM. Estas recomendaciones ayudarán a fortalecer la capacidad de la PMO, mejorar su desempeño y contribuir al éxito general de los proyectos de la organización. Al tomar estas medidas, las PMO pueden prepararse adecuadamente para enfrentar los desafíos que vendrán después del receso y continuar creciendo en su papel como facilitadores clave en la gestión de proyectos y programas.

En este artículo

Regístrate en la Newsletter

By: Elena Lara

Elena Lara
Marketing Manager @ Wellingtone | B2B Marketing | Content Marketing | Marketing Project Management | APM and IPMA Accredited, PMO Practitioner | APM Accredited, Change Management Practitioner

Publicado: 26 julio 2023

Regístrate en Nuestros Eventos