Tras la pasada edicón de FuturePMO, pedimos a Florian Bay que trabajara con nosotros en una serie de consejos y sugerencias útiles para ayudarte en tus habilidades de presentación de PMO. En esta entrega él nos anima a relexionar sobre uno de los discursos más famosos de la historia y nos invita profundicar para decubrir qué puede enseñar a los profesionales de PMO el discurso sobre la luna de John F. Kennedy?

Florian Bay – District Director – Toastmasters International UK South – Company Director – Speak to Lead!

El reciente 50 aniversario de los aterrizajes en la luna fue una oportunidad para mirar atrás en los muchos aspectos de este fantástico logro. Desde los desafíos tecnológicos involucrados, hasta los aspectos complejos de la gestión de proyectos del programa Apollo.

Pocos prestaron atención al discurso de JFK pronunciado en 1962 para persuadir al público estadounidense de que apoyara el programa. Este discurso es un ejemplo por excelencia de un discurso persuasivo y rico en lecciones para los actuales y aspirantes a profesionales de PMO.

Ajuste de escena a través de la narración

El discurso sobre la luna de John F. Kennedy comienza con una historia corta sobre el ritmo del progreso humano, para preparar el escenario para los oyentes.

«Condensa, si quieres, los 50,000 años de historia registrada del hombre en un lapso de tiempo de solo medio siglo. Dicho en estos términos, sabemos muy poco acerca de los primeros 40 años […]. Solo la semana pasada desarrollamos penicilina, la televisión y la energía nuclear, y ahora si la nueva nave espacial de Estados Unidos logra llegar a Venus, literalmente habremos llegado a las estrellas antes de la medianoche, esta noche.»

El storytelling puede ser un método muy efectivo para llamar la atención de su audiencia. También ayuda a comunicar mensajes e ideas complejas en términos humanos.

Contar historias también ofrece la oportunidad de ser inclusivo. Puede, por ejemplo, convertir obstáculos en un proyecto como villanos y representar a los equipos y las personas que buscan resolverlos en términos heroicos.

Lo que es más importante, contar historias y usar personajes o personificaciones puede construir una poderosa conexión emocional con tu audiencia.

Esto es crucial si estás buscando presentar una idea o vender un producto. Si tienes que explicar qué salió mal con un proyecto, la narración de historias también te puede ayudar.

Cualquier tema puede convertirse en una historia si te lo propones. Recientemente pronuncié un discurso bien aclamado sobre los riesgos y las promesas de la energía nuclear utilizando técnicas de storytelling. El proceso de fabricación de un lápiz se convirtió en una historia corta de 20 páginas en la década de 1950. ¡Tu proyecto es una historia que espera ser contada!

Que sea Simple

El discurso sobre la luna de John F. Kennedy cubre los desafíos tecnológicos de ir a la Luna. Especialmente aquellos relacionados con la construcción del enorme cohete Saturn V. Esta oración es especialmente sincera sobre las dificultades que se avecinan.

«Un cohete gigante hecho de nuevas aleaciones metálicas, algunas de las cuales aún no se han inventado, capaces de soportar el calor y el estrés varias veces más de lo que se haya experimentado».

Los desafíos se explican simplemente sin ningún tipo de ayudas visuales, gráficos, tablas o números.

Todos pueden entender las palabras utilizadas y eso es lo bueno de todo esto. Muy a menudo trabajamos en equipos multidisciplinarios donde el conocimiento especializado puede no ser universal.

Simplificar tu mensaje lo hará más fuerte a medida que más personas puedan entenderlo. Si algo es demasiado complicado, siempre puedes confiar en las analogías para simplificarlo aún más.

El discurso de JFK usó uno de estos muy bien «ajustado con una precisión mejor que el mejor reloj». Todo el mundo sabe qué es un reloj y que es complicado. También proyecta en nuestra cabeza imágenes de mecanismos de reloj, etc.

No dudes en usar analogías para simplificar un mensaje complejo.

Si te enfrentas a una situación difícil y tienes que explicarte, el uso de un lenguaje simple mejorará tu credibilidad y retratará la honestidad mucho más que si estuvieras usando un lenguaje técnico.

Que sea breve

El discurso sobre la luna de John F. Kennedy se expuso en menos de 20 minutos y solo tiene unas 2.000 palabras en total. Sin embargo, el mensaje del discurso es memorable y poderoso.

Es un mito imaginar que cuanto más tiempo hable, mejor será. El tiempo es el único producto que no se puede reponer.

Acoplar un mensaje poderoso en un corto espacio de tiempo es esencial en el mundo profesional de hoy en día.

Una forma de mantener cortos tus discursos y presentaciones es centrarse en tener solo tres puntos centrales que respalden tu mensaje. Más puntos y corres el riesgo de ahogar a tu audiencia en hechos que pasarán por alto.

En cambio, incide en cada punto en profundidad y proporciona diferentes perspectivas a las que tu audiencia pueda aferrarse.

Si necesitas proporcionar más información, siempre puedes crear y distribuir folletos para tu audiencia.

Además, recuerda siempre tener claro cuál es el objetivo de tu discurso / presentación. Cualquier cosa que no sume a tu objetivo es una distracción y se puede cortar. Si no suma, resta.

Esto es algo simple que puede hacerte destacar como un presentador memorable y un líder de pensamiento.

¡Después de todo, el propósito es poder!

Ponte en contacto con nosotros para saber más sobre nuestras master classes para realizar presentaciones impactantes.