Wellingtone desarrolló e impartió para nosotros un programa de formación que abarcaba tres tipos diferentes de funciones de gestión de proyectos y estaba adaptado a nuestras necesidades organizativas y a nuestro propio marco de gestión de proyectos. En las semanas posteriores, era evidente que los principios y las técnicas se estaban aplicando. No dudaríamos en volver a trabajar con Wellingtone.