Wellingtone ha sido muy paciente con nosotros, sobre todo a la hora de ajustar y cambiar los materiales para que utilicen nuestro lenguaje y directrices específicos. Están dispuestos a responder a nuestros numerosos requisitos específicos. La logística y los costes han sido transparentes y realistas. Hablaría muy positivamente de la relación que hemos establecido con ellos.