La jornada y la formación que recibí me parecieron realmente útiles. Trabajar en una organización benéfica suele ser bastante ajetreado y fue estupendo alejarse de la rutina diaria y sentarse a reflexionar sobre la gestión de proyectos con un profesional experimentado. Fue estupendo obtener una perspectiva nueva y aprovechar las ideas y, lo que es más importante, la experiencia de los expertos. Me he llevado nuevas ideas y perspectivas para compartir con mis compañeros y estoy motivado para mejorar nuestra forma de trabajar.