Disfruté mucho de los seminarios y me pareció que merecía la pena dar un paso atrás y hacer balance internamente, así como de lo que están haciendo otras organizaciones benéficas y comprender cómo está cambiando el sector. Hasta ese día, tenía una idea diferente de la gestión de proyectos, el marketing y las redes sociales, pero me fui con una perspectiva nueva y fresca para llevarme de vuelta.