La formación fue excelente, abarcó bien el patrocinio y esbozó las principales responsabilidades del ejecutivo y del patrocinador.